“El Embargo” por BROTION

Poesía adaptada del original “El Embargo” de José María Gabriel y Galán escrito en dialecto Castúo.

Narrada por Agustín Farrona (1921-2003) e ilustrada por Miguel Farrona y animada por Rubén Farrona.

Historia Incluida en el número 11 del Fanzine Rantifuso.

Contacto: brotionpro@gmail.com
FB: BROTION

Fue presentada junto al siguiente texto de Eva Romero:

La historia es nuestra y la hacen los pueblos… (S. Allende)

La poesía es un arma cargada de futuro (G. Celaya)

Somos quienes somos gracias a todos los que antes de nosotros estuvieron aquí y sufrieron y lo hicieron lo mejor que supieron… para que nosotros podamos estar donde estamos hoy… Es una cadena de energía que no se rompe en el paso de los tiempos, de los siglos,de los años… Hay ancestros que hablan a través de nosotros, para terminar lo que dejaron inacabado, para que se escuche su voz más lejos, más alto, más veces, más claro… En este caso eso es exacta, literalmente así… La poesía es la sangre que vertebra esta historia… poesía en castúo, el lenguaje de las raíces, que sube desde la tierra por entre las plantas curtidas de los hombres del campo, de los jornaleros, de la clase obrera que solo tiene sus manos para trabajar… y sus pies para seguir caminando… La poesía, que les pasa por el corazón y sale en palomas blancas de su garganta… Ésta es la historia de un tronco, de unas ramas y de una trenza… De la garganta suave y ajada de Agustín Farrona brotaban los poemas como salen las palomas de la chistera del mago… Un arma cargada de futuro… Recitaba Agustín el Embargo y se paraban el tiempo y los trenes, para vislumbrar la injusticia de una ley carnívora, que devora a los hombres y les arrebata la dignidad y la identidad… Si se hubiera puesto a soñar… no hubiera llegado a imaginar nunca que su voz seguiría latiendo y sonando y denunciando… sustentada la esencia poética de su tronco, en el arte y la magia y los dedos de las ramas de sus nietos… Miguel y Rubén hacen en este trabajo un homenaje que va más allá de lo tangible y de lo expresable… He aquí la trenza… Ellos ponen sus habilidades artísticas al servicio de su ancestro, de su abuelo…expanden su voz y la embellecen y amplían los detalles… Han puesto caras a sus personajes, movimiento y luz a la historia… pero por encima de todo… Ésto es un trabajo de amor a quien estuvo aquí antes que ellos, a su abuelo, que eligió la delicada arma cargada de futuro para contar la historia de los desfavorecidos, de los nadies, de los desprotegidos… La furia en los ojos y en el alma, el combate y los puños cerrados en el refinamiento de la poesía, dispuestos a ir por las bravas, a hacer estallar la poesía como una granada en la cara de los desalmados que llegan armados hasta los dientes para desahuciar a un individuo solo, a un pobre hombre solo, para tirarle sin contemplaciones a la calle, para tratarlo como si fuera basura.

Brotion es un abrazo, que trenza en el arte los vínculos que ya estaban en la sangre… La voz del abuelo, amplificada, viva y latente en la animación e ilustraciones de sus nietos… Un trabajo de honra profunda a un pasado que está más vivo y más presente que nunca, como lo ha estado siempre en sus recuerdos, pero que ahora queda ya para siempre resonando y regalándonos el corazón, toda vez que volvamos a escucharlo, como si el abuelo hubiera vuelto de nuevo a sentarse con nosotros en el sillón de sus versos… Y así será… que volverá mil veces a latir en este abrazo, Brotion.

Eva Romero